Claro que los Óscar son políticos

Por Pedro Pablo Cortés

Con grandes noticias para los mexicanos, la Academia de Hollywood anunció a sus nominados este martes.

La película La Forma del Agua (The Shape of Water) tiene 13 nominaciones, y Guillermo del Toro se llevaría tres de forma directa, por ser productor, guionista y director de la película.

Si Del Toro gana el Óscar a Mejor Director, sería la cuarta vez de estos últimos cinco años que ese premio va para un mexicano.

Alfonso Cuarón lo ganó en el 2014 por Gravedad (Gravity), y Alejandro González Iñárritu en el 2015 y el 2016, por Birdman y El Renacido (The Revanant).

Esto no es poca cosa en un contexto en el que Donald Trump es presidente y en el que la xenofobia y el racismo se han enardecido en Estados Unidos.

Pero además del mexicano, las mujeres y las minorías brillan en las nominaciones.

Por ejemplo, Greta Gerwig, de Lady Bird, y el afroestadounidense Jordan Peele, de Get Out!, alcanzaron nominaciones a Mejor Director.

Con su muestra de la tradición mexicana del Día de Muertos, Coco es la favorita para llevarse el premio a Mejor Película Animada.

Por cierto, el codirector y escritor de Coco es Adrian Molina, un mexicoestadounidense que también es homosexual y está casado.

Además, en la categoría de Mejor Película compiten filmes con temáticas de diversidad, como Get Out!, que aborda el racismo; Lady Bird, una historia que da voz a la perspectiva de las mujeres, y Call Me By Your Name, un romance de dos hombres.

Ante este y otros logros, quienes sienten escozor por la diversidad culpan a lo “políticamente correcto”.

Para ellos, “políticamente correcto” significa “imponer” cualquier cosa que no promueva ni refleje la perspectiva de un hombre blanco heterosexual.

En su visión de la meritocracia, que un filme como Dunquerque o The Post ganen nominaciones es por mérito, pero cuando eso ocurre con una película como Get Out! y Lady Bird acusan a La Academia de hacer “política”.

Esto es absurdo porque, pese a la fama “liberal” de Hollywood, la abrumadora mayoría de productores y gente a cargo de las decisiones aún son hombres, blancos y heterosexuales, indica un estudio de la Universidad del Sur de California.

También es ridículo quejarse de que los Óscar son “políticos” porque el cine, como cualquier arte, claro que lo es.

Al igual que expresiones como la pintura y la literatura, el cine no se limita a aspectos técnicos, sino que se enmarca dentro de una crítica de la sociedad, un reflejo de la época o una visión del mundo.

Es innegable que, a lo largo de la historia, el arte ha estado ligado con cuestionamientos al poder o también con defensas del statu quo.

Conforme cambia la sociedad, el arte también evoluciona. Y no sólo crece la diversidad de creadores y realidades reflejadas, sino también de quienes deciden qué es válido como arte.

De esta misma manera, el cine se nutre de la diversidad de audiencias y cineastas.

Nunca habríamos visto una película como Coco, de no ser por el empoderamiento de los migrantes mexicanos que ven y hacen cine.

Aun así, a pesar de quienes gritan “políticamente correcto” y del éxito de filmes como Hidden Figures, Call Me By Your Name y La Mujer Maravilla, Hollywood no ha cambiado mucho.

La industria hace el mismo tipo de películas pese a que sus audiencias están pidiendo nuevas historias con personajes con los que puedan conectar e identificarse.

Los Premios Óscar son apenas una muestra de lo que ocurre en Hollywood en general.

Por eso, que sean políticos no sólo no es un defecto, sino una de sus grandes razones de ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: