Ni duda ni sorpresa

Por Pedro Pablo Cortés 

Apenas se cumple un mes de la victoria de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones presidenciales, pero se siente como si hubiese gobernado un siglo.

López Obrador es aún virtual ganador de la elección presidencial, es decir, todavía ni siquiera es presidente electo.

Mas, en solo 30 días, ha causado sorpresa, impacto y decepción.

Como lo muestra la última encuesta de Reforma, la gran mayoría de los mexicanos apoya las propuestas de AMLO, como reducir el sueldo del presidente y los funcionarios, revisar los contratos de Pemex, despedir a 200 mil burócratas y someter a consulta el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Esto a pesar del descontento de varios comentócratas de Twitter y medios.

Más de seis de cada 10 mexicanos sienten esperanza con el triunfo de Andrés Manuel y cerca de dos de cada tres expresan optimismo.

Pero otras acciones han sido desalentadoras, como el rechazo a una fiscalía independiente y la tibieza ante Donald Trump, a quien aplaudió por “afrontar la adversidad con éxito”, “poner los ciudadanos al centro” y “desplazar al establishment”.

Unas más son desastrosas, como anunciar una inversión de cientos de miles de millones de pesos en exploración de pozos, rehabilitación de refinerías y construcción de una nueva.

Así es, el gobierno de izquierda de AMLO destina un gasto multimillonario a los contaminantes combustibles fósiles con tal de que los cochistas tengan gasolina barata, pero minimiza la urgencia de invertir en energías limpias.

Y otras acciones son, de plano, inadmisibles, como nombrar a Manuel Bartlett el futuro titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Hay muchas cosas criticables de esta designación.

Desde el punto de vista técnico, Bartlett no tiene capacidad para liderar una de las empresas más importantes de México.

Aunque sus defensores argumentan que merece estar ahí porque se “opuso a la reforma energética” y “conoce el sector”, estoy seguro de que hay mil opciones con mejor preparación y con igual afinidad ideológica.

En segunda, porque Bartlett representa un regreso al priismo político de antaño, basado en el fraude y el presidencialismo.

Además, su designación es un golpe desmoralizante y humillante para Tatiana Clouthier, una de las políticas más destacadas y valiosas del equipo de Andrés Manuel.

Pero esto a Andrés Manuel no le importó.

Como muestran estas decisiones y muchas más, AMLO está decidido a mostrarle a todo el mundo, incluyendo a sus propios seguidores en Morena, que sólo su palabra es la que vale.

Es verdad que López Obrador trae un cambio de paradigma esperanzador: una transformación de la narrativa de seguridad, funcionarios con una agenda de libertades y políticas que ponen a los pobres y vulnerables al centro.

Mas también acarrea con elementos preocupantes, como una obsesión con el nacionalismo petrolero, demagogia antiimpuestos y un coqueteo con el viejo presidencialismo.

Después de su victoria, muchos de sus simpatizantes pidieron una actitud de “siéntense y esperen”, exigieron darle el “beneficio de la duda” y acusaron falazmente de incongruentes a quienes “ahora sí cuestionan, pero nunca antes lo hicieron”.

Por otro lado, algunos detractores de Andrés Manuel hoy se dan hipócritcas golpes de pecho.

Se ponen a discutir con un frenético interés nunca antes visto sobre salarios de funcionarios, meritocracia en el gobierno, descentralización y corrupción, cuando éstos son temas que AMLO discutió por meses, si no es que años, de campaña.

Bienvenido el debate y la aparente intensificación de la participación ciudadana.

Pero que nadie finja sorpresa, ni decepción, ni asombro.

López Obrador ha hecho lo que prometió que iba a hacer, para bien y para mal.

Por lo que también comprueba que ningún político, ni siquiera él, merece el beneficio de la duda, sino el perjuicio del escrutinio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: