¿Por qué es positivo que los presidenciables demócratas hablen español?

Por Pedro Pablo Cortés

El idioma español ocupó un lugar central en el primer debate de los aspirantes demócratas a la presidencia de Estados Unidos.

Frases en español se escucharon de parte del senador Cory Booker, del exalcalde de San Antonio Julián Castro, y del excongresista de Texas Beto O’ Rourke.

En un momento en el que niños migrantes están detenidos, en jaulas, sin cepillos de dientes, sin baños suficientes y sin poder comunicarse con alguien en su idioma, el español, esto es un respiro.

La primera reacción de las redes fue burlarse del acento, la mala pronunciación y la dudosa gramática de los precandidatos.

Muchos acusaron a los políticos de pandering, es decir, de hablar el idioma para apelar a los votantes hispanos sin, necesariamente, ofrecer soluciones en temas de inmigración y economía familiar.

Y otros, los latinos de segunda o tercera generación, expresaron que ellos ya ni siquiera hablan español, que este tipo de gesto no significa nada para ellos.

Ese es justo el problema.

Que los políticos estadounidenses intenten comunicarse en español importa porque durante mucho tiempo los hispanos en Estados Unidos han padecido discriminación, humillaciones y hasta violencia por hablar en público en este idioma: su idioma.

Es triste saber de casos como el de una amiga mexicana que creció en una pequeña ciudad al norte de Texas, donde por vergüenza y precaución evitó hablar en español, una vivencia que todavía la define.

Estas experiencias explican, en gran parte, porque la proporción de hispanos que hablan español en su casa está cayendo: de 78 por ciento en 2006 al 73 por ciento en 2015.

El censo del 2016 reveló que ahora hay 14 millones de hogares latinos donde solo se habla inglés y que, a partir de la tercera generación, la mitad de los hispanos ya solo se considera estaodunidense, American en lugar de Hispanic American.

Estados Unidos es una potencia del español, con un estimado de más de 50 millones de hablantes nativos o bilingües.

Esto significa que solo tiene menos hispanoparlantes que México al superar a Colombia y España, en ese orden.

Por eso es frustrante ver el desdén racista de muchos estadounidenses contra el español, sobre todo en un país donde no hay idioma oficial.

Desde hace años, pero en especial tras el ascenso de Donald Trump, es común ver ataques contra personas que osan hablar español en público.

Speak American!” es el grito de odio que se escucha en incidentes racistas virales que han ocurrido en supermercados, calles y restaurantes de lugares tan diversos como Nueva York hasta tan conservadores, como West Virginia, según documenta el sitio Wbur

Ese insulto xenofóbico e ignorante omite el hecho que ser “American” o estadounidense es mucho más que ser un blanco angloparlante por la fundación de Estados Unidos como un país de inmigrantes, de esclavos africanos y su posterior anexión de Texas, Nuevo México, Arizona y California.

Hoy, ese discurso de odio se ha agravado por Trump.

Millones de racistas increpan a quienes hablen español, incluso como segunda lengua. 

Y las palabras se traducen en una violenta realidad en la que viven decenas de miles de centroamericanos detenidos en Estados Unidos, niños separados de sus familias y la normalización de campos de concentración para inmigrantes indocumentados.

Además, la política de Estados Unidos afecta al mundo y de manera desproporcionada a Latinoamérica, en particular. 

Por ello, que políticos reconozcan la importancia de los latinos y de hablar en español debe ser el inicio para cambiar su relación con la región en temas como consumo de drogas, intervenciones militares y el influjo de armas estadounidenses.

Pero sobre todo por la belleza de la riqueza cultural y la diversidad lingüística.

Porque es decepcionante ver cómo los latinos estadounidenses internalizan el racismo y cierran su mente al segundo idioma materno más hablado del mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: